A doce días de las Elecciones 2021, los candidatos presidenciales se juegan su última oportunidad para confrontar con propuestas a sus contrincantes y, sobre todo, para convencer a más de un tercio de la ciudadanía que no ha definido su voto o que ha considerado no votar por ninguno. ¿En qué medida influirá el debate presidencial organizado por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) en la preferencia electoral del 11 de abril?Las últimas encuestas electorales han coincidido en que existe alrededor del 35% de indecisos o que votarán “nulo” o “blanco”. Una cifra que ha superado ampliamente el respaldo individual que recibe cada uno de los aspirantes a jefe de Estado. Hasta el momento, ninguna de estas candidaturas alcanza el 15% de intención de voto y, al menos, cinco de ellas se encuentran en un empate técnico con menos del 10% de preferencia ocupando el segundo lugar.

El director ejecutivo de Vox Populi, Luis Benavente, consideró que la trilogía de debates presidenciales a cargo del JNE van a tener un impacto significativo en la intención de voto, al considerar que existe un alto porcentaje de personas que suelen decidir su voto en la última semana previa a las Elecciones 2021.

“Sabemos que hay una buena cantidad de personas que deciden y cambian su voto ante un pequeño estímulo. Buena parte del voto no es un voto fidelizado y sólido. Es un voto en formación, volátil, gitano, que cambia en cualquier momento”, agregó el politólogo Benavente.

Para Adriana Urrutia, presidenta de la Asociación Civil Transparencia, el debate presidencial puede representar una herramienta importante para que el elector evalúe dos cosas: las ideas que constituyen las propuestas políticas y las características personales de los candidatos que buscan llegar al sillón presidencial el próximo 11 de abril.

De las 18 candidaturas presidenciales, solo Yonhy Lescano del partido Acción Popular superó el 11% de la intención de voto. Mientras que Rafael López Aliaga (9,7%), Verónika Mendoza (9,6%), Hernando de Soto (8,5%), George Forsyth (8,2%) y Keiko Fujimori (7,9%) se disputan el segundo lugar, según la última encuesta del Instituto de Estudios Peruanos (IEP). Además, cabe indicar que la diferencia entre el primer y sexto lugar es tan solo de tres puntos porcentuales.

Al respecto, el analista político Luis Benavente indicó que cualquiera podría remontar y subir en la intención de voto. “Todos los postulantes están en un nivel muy bajo de respaldo, ninguno llega al 20% a poco más de una semana de las Elecciones 2021. Pero la historia nos enseña que después de los debates presidenciales hay candidatos que suben entre 6 y 8 puntos porcentuales. Así que la preferencia electoral puede cambiar mucho”, añadió.

Por otro lado, la analista Adriana Urrutia recordó que la campaña de las Elecciones 2021 ha sido atípica a causa de la pandemia de la COVID-19. Una situación que ha permitido que los candidatos al Ejecutivo se muestren más innovadores a la hora de comunicar sus propuestas a través de las redes sociales y otras plataformas digitales.